sábado, junio 22, 2019

Reseña: Un Beso de Dick - Fernando Molano Vargas

Título: Un Beso de Dick [Goodreads], Autor: Fernando Molano Vargas.
Editorial: Seix Barral- Planeta. Páginas: 235. Año de publicación original: 1992.
Palabras Claves: LGBT, Romance, Juventud, Literatura Colombiana.
 
Felipe es un adolescente bogotano que sueña con ser futbolista y con rodar películas de amor signadas por la tragedia. Pero anhela, por encima de todas las cosas, estar en una relación con su compañero de clase y de equipo de fútbol Leonardo. A tientas, guiado por su afecto, este joven de 16 años se abre camino por las sendas del primer amor, consciente de pertenecer a una sociedad que,cegada por sus prejuicios, se le dificulta dialogar con otras formas de amar y de ser amado. Ambientada en Bogotá a finales de los años ochenta, Un beso de Dick es una historia de amor de inmensa ternura. En clave de monólogo, la voz del protagonista narra con aparente ingenuidad el mundo interior de un muchacho que se asoma a las complejidades de perderse en otro. 
 
Realmente no sabía nada de este libro hasta que lo vi en las novedades de Planeta, y me siento mal por ello, ¿cómo es que no lo conocía de antes? Ahora me siento especialmente afortunada por haberlo leído. Déjenme convencerlos para que ustedes también lo lean. Es una historia preciosa: Intensa, directa, a veces alegre y a veces triste. Un libro que poco sabe de pudor (y ojo, no me estoy quejando), y que sabe del éxtasis de experimentar amor y deseo de manera tan fuerte, que es algo imposible de ignorar, independientemente de a quién van dirigidos esos sentimientos.

Felipe es un adolescente que estudia en un colegio mixto de Bogotá. En este libro nos cuenta sus anécdotas, pensamientos, deseos, su relación con su familia y amigos. También conocemos algo muy especial: está enamorado y se siente pleno por ello. Pero su romance debe ser secreto, ya que su enamorado es su compañero del colegio, Leonardo. Felipe sabe que no está haciendo algo malo, pero que si lo grita a los cuatro vientos su nuevo apodo será "marica" y nadie lo dejará vivir su amor en paz. El problema es de los demás, y lo sabe muy bien a pesar de todo.

En un lenguaje muy adolescente, pero muy acorde al alma del libro, Felipe nos cuenta a modo de monólogo cómo se llena de ese amor que siente hacia Leonardo. La pasión y deseo, explícitos y sin ningún dejo de vergüenza, explota una imaginación erótica en el lector, acompañados de un sentimiento de ternura cuando Felipe explica, como mejor puede, la felicidad que le da Leonardo.

"Cuando uno da un beso, es como ponerse a repasar con los labios lo que ha estado todo el tiempo estudiando con los ojos."

Pero así como vemos lo hermoso de este sentimiento, también somos testigo del lado más feo. El rechazo y la decepción de una sociedad que juzga y condena un amor entre dos hombres. Felipe y Leonardo vivirán su amor a pesar de todo. A pesar del dolor, de la angustia y de las etiquetas. Creo que una de las partes más magníficas de esta historia es el diálogo que surge entre padre e hijo, y todo lo que podemos extraer de él, porque hay decepción, aleccionamiento, rabia y temor. Por eso digo que esta historia puede hacerte sentir muy feliz, como puede hacerte sentir muy triste, y es una mezcla extraña y maravillosa que nos demuestra la extrañeza de una vida que siempre estará bajo el juicio de los demás, y si hablamos de una persona homosexual, lo estará el doble. Aún así, este libro es un llamado a continuar con lo que se cree correcto, con lo que hace feliz y lo explica con palabras sensuales, poéticas y directas. Hay que dar gracias por la existencia de este libro.

"Dios, ¿en dónde tienen el veneno los muchachos?...
Yo no entiendo."

Este libro fue publicado en 1992 por la Cámara del Comercio de Medellín luego de ganar el concurso organizado por esta entidad. Dicen que en ese entonces el libro no circuló bien, tal vez por su temática en una época donde todavía la sociedad era muy conservadora al respecto, por lo que terminó volviéndose una novela de culto. Por eso agradezco enormemente a Seix Barral y a Planeta por darle una edición renovada y muy bella, en tapa dura y bastante cuidada, porque realmente se la merece. Tal vez al ser una editorial más grande, pueda llegar a muchos más corazones. Se necesita que más almas enamoradas de "quien no les conviene" la lean, para verse reflejadas, comprendidas y amadas.


Fernando nunca quiso que su libro fuera una lectura que se deba encasillar en un género específico solo por tratar sobre un amor homosexual. Para él significaba un amor, como cualquier otro, pero en búsqueda de la libertad de ser sentido y experimentado. Dicen que esta novela es inocente y espontánea. Pero a mi me parecer es una novela muy experimentada escondida bajo una capa de inocencia, que poco a poco se va exponiendo, y nos expone a nosotros en el proceso.

Esta historia de "maricas" como dice Felipe, es la historia de un gran amor. El lector se vuelve cómplice de sus sentimientos y de su lucha, y si decides hacerlo, la apoyas. Muchos lectores se sentirán identificados y otros sentirán comprensión y apoyo. Cuando ya eres parte de Un beso de Dick es imposible no guardar este libro entre las lecturas que te llegan al corazón. Para mi este libro es un tesoro por su intención, por sus ganas de gritarse a sí mismo al mundo, por su reflejo en el lector, y por todos los mensajes escondidos que posee. Por favor, háganse un regalo: este libro.



El Autor.

Fernando Molano Vargas. Nació en Bogotá el 9 de julio de 1961 y estudió Lingüística y Literatura en la Universidad Pedagógica, y Cine y Televisión en la Universidad Nacional. En 1987 fue galardonado en el concurso nacional de cuento de Proartes, en Cali. Entre agosto de 1989 y abril de 1990 escribió Un beso de Dick, que en 1992 envió al concurso literario de la Cámara de Comercio de Medellín, del cual resultaría ganador. En 1995 recibió una Beca de Creación de Colcultura para acabar una novela en la que estaba trabajando. Vista desde una acera permaneció inédita durante casi quince años hasta que en 2012 fue publicada en Colombia por la editorial Seix Barral. En 1998, antes de morir, Molano alcanzó a ver publicado su poemario Todas mis cosas en tus bolsillos, editado por la Universidad de Antioquia, debido al trabajo del escritor Héctor Abad Faciolince. Murió en ese mismo año debido a complicaciones relacionadas con el sida, al igual que su compañero Diego Molina. Su obra será reeditada por completo en la editorial Seix Barral, a partir de 2019, en una colección de autor.  

 

3 Comentarios:

Mi Universo Literario Writer dijo... [Responder]

¡Hooooola, Clau!
Primero que nada: OH. MY. GOD. No puedo creer que no había escuchado naaaada de este libro hasta ahora. Segundo: NECESITO ESTA NOVELA CON TODO MI CORAZÓN YA MISMO. He aquí el poder de las reseñas (de tu blog, en este caso). Convertiste un libro que no conocía en absoluto y que simple vista no me llamó en una de mis lecturas más pendientes. ¡Espero conseguirlo pronto! Realmente se ve increíble <3
¡MUCHAS GRACIAS POR TU BELLA RESEÑA, Clau! LA AMÉ POR COMPLETO Y YA MISMO VOY A DIFUNDIRLA POR LAS REDES :D
¡Un beso! Nos leemos :)
❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️

Yomi MR dijo... [Responder]

Holaa, qué bonito que hayas disfrutado tanto del libro y que me has convencido de buscarlo porque de veras me llama cómo se puede manejar el romance y en qué queda todo, sobre todo como se veía por la época.
¡Besos! :3

Alejandra Alcalá dijo... [Responder]

Hola Clau, me alegra bastante que pudieras darle la oportunidad a este libro y no solo eso, sino que te gustase tanto y te diera sensaciones de ternura, que supiera llegar hasta el corazón. Me imagino la contradicción que creó en la época pero ahora que estamos en una era de libertad de expresión creo que es mejor estar informados y tomarlo como lo que es, algo completamente normal.
Un abrazo enorme chica.
Mil gracias por la reseña.
Nos leemos.

Publicar un comentario

¡Gracias por tomarte el tiempo de comentar! Si me dejas un comentario te prometo que te devuelvo la visita a tu blog. No permito comentarios con spam o irrespeto. ¡Regresa pronto!

 

Blog Template por YummyLolly.com - Imagen de cabecera por Claudia S.