domingo, diciembre 10, 2017

Reseña: Querida Ijeawele: Cómo Educar en el Feminismo - Chimamanda Ngozi Adichie

 Título: Querida Ijeawele: Cómo Educar en el Feminismo [Goodreads]
Autora: Chimamanda Ngozi Adichie [Página Oficial]
Páginas: 96, Editorial: Penguin Random House, Año Publicación: 2017
Palabras claves: Feminismo, igualdad de género, educación en niños.
 
El feminismo empieza en la educación. Con su voz cálida y directa, Chimamanda Ngozi Adichie dirige esta emotiva carta a una joven madre que acaba de dar a luz. En sus quince consejos, reivindica la formación de nuestros hijos en la igualdad y el respeto, el amor por los orígenes y la cultura. Una invitación a rechazar estereotipos, a abrazar el fracaso y a luchar por una sociedad más justa. Una bella misiva con reflexiones tan honestas como necesarias que conquistará por igual a madres, padres, hijos e hijas.
 
Existen libros o pequeños ensayos que no necesitan tener muchísimas páginas para transmitirte mensajes poderoros. Así es Querida Ijeawele: Cómo Educar en el Feminismo. Una carta que la autora le escribió a una de sus amigas, ante la pregunta que ésta le hizo acerca de cómo educar a su hija en el feminismo. Una carta que contiene sugerencias muy claras y específicas sobre maneras de hacerlo, escrita de manera sencilla pero muy directa. Un libro imprescindible para aquellos que creen en la igualdad de género y en el papel importante que desempeña la mujer en la sociedad.

La autora, de origen nigeriano, es escritora y novelista. Ha vivido en los Estados Unidos donde realizó sus estudios desde los 19 años para estudiar comunicación y ciencias políticas. Actualmente vive entre Nigeria y Estados Unidos, ha escrito y publicado varias novelas largas, ensayos, y éste manifiesto, el cual se convierte en una lectura emblema para las mujeres de la actualidad. Debido al conocimiento de primera mano sobre la vida de una mujer en Nigeria, la autora plasma muchos de los limitantes culturales en este país en esta carta y creo que en muchos de sus otros trabajos, por lo que sus palabras provienen de una necesidad de cambio y de transformación de una sociedad donde existe la desigualdad de género.

"En una equidad real, no hay resentimiento"

Chimamanda parte del hecho de que el feminismo no significa que la mujer importa más que el hombre. Significa que la mujer importa igual, no "en caso de", o no "siempre y cuando". Importa igual siempre. Por lo que suele utilizar el método de cuestionarnos, ante situaciones de desigualdad de género, si aquello le sucediera a un hombre, ¿qué pasaría? ¿sería igual, diferente, similar? El hecho de que la sociedad esté tan condicionada a definir cómo actuar dependiendo si es un hombre o una mujer, ocasiona la desigualdad de género que vivimos día a día.
La autora resalta que a las niñas las estamos educando para ser sumisas, correctas y buenas. Les cortamos las alas y el espacio. A los niños se les da "menos normas pero más espacio", porque son hombres, porque naturalmente son así, más desorganizados, más rebeldes, más temperamentales. Lo que no nos damos cuenta es que la educación dependiendo del género, influye mucho en ellos. Deberíamos dejar a las niñas hacer lo que creemos que por ser niñas no podrían. Tal vez nos sorprenderíamos. Como experiencia personal, recuerdo que en el colegio solía haber un espacio para el juego. Todas mis compañeras llevaban muñecas y barbies. Yo llevaba fichas de colores para armar. Armaba con ellas figuras geométricas, siguiendo patrones de colores o formas. Nunca llevé una muñeca porque no me nacía hacerlo, tampoco mis padres me obligaron a ello. Hoy en día soy ingeniera y aunque no digo que lo soy gracias a esto, puede que sí haya influido en mi manera de interesarme en otras cosas desde temprana edad, por las formas, la creación, la creatividad y la construcción de ideas. Chimamanda añade un ejemplo similar en este libro, lo cual me hizo recordar esta etapa de mi vida, que sin saberlo, pudo haber influido en lo que ahora soy.

"Saber cocinar no es un conocimiento preinstalado en la vagina"

En este libro se menciona la caballerosidad cuya premisa es la debilidad femenina. Y cuánto me alegra leer algo así. La palabra caballero se ha tergirversado a tal punto, que los hombres creen que abrirle la puerta del carro a la mujer, es símbolo de caballerosidad. En estos días a mi jefe se le cayó un lapicero, y como cayó cerca de mí, yo me agaché a recogerlo, y lo que me dijo, luego de agradecerme, era que no le gustaba que las mujeres se tuvieran que agachar para recoger algo, como si los hombres estuvieran obligados a realizar este acto siempre. ¿Las mujeres debemos esperar que los hombres todo lo hagan? ¿Es tan difícil abrir una puerta, agacharte a recoger algo? Claro que no, lo que sí es difícil criar a un hijo, cocinar, hacer labores de casa y además ir a trabajar. Caballero es aquél que se comporta con cortesía y generosidad, pero NO a causa de una mujer.

Otro punto interesante que toca este libro es el matrimonio, el cual se define como un logro para la mujer en muchas culturas. Desde niñas buscan con quién casarlas, ya que esto definirá su futuro, porque están tan arraigados a la idea de que el hombre y su poder lo convierten en más exitoso, que una mujer nunca triunfaría sola sin una buena familia donde vivir el resto de sus días. Chimamanda menciona todos los cambios que debe hacer una mujer en el matrimonio (incluso cuando está obligada culturalmente a cambiar su apellido), los cuales no suele hacer el hombre. A la mujer se le enseña que debe dar, pero falta profundizar en el tema de que al dar, también debe recibir.

"Un matrimonio puede ser feliz o desgraciado, pero no un logro."

Esto y muchas otras condiciones, situaciones, hechos y características de la sociedad son mencionados en este pequeño libro, que busca ser un sencillo pero poderoso manual para aquellos que quieren vivir sus vidas bajo la premisa de la igualdad. Partir incluso de las situaciones domésticas más pequeñas, es un gran aporte para lograrlo. Las mujeres desde niñas deben aprender a ser independientes, fieles a si mismas, fuertes y con ideas propias. Basta de verse condicionadas por ser mujeres. Basta de relacionar su vestimenta con su moralidad. Basta de relacionar su poder o éxito profesional con rebeldía. Basta de cortarles las alas porque son mujeres y "hay cosas que las mujeres no hacen".

Recomiendo hoy y siempre este libro. A mujeres y hombres por igual, porque aquí los incluye a ambos. Es increíble que en tan sólo 90 páginas logre hacerte reflexionar sobre tantas cosas, y es que son cosas que a todos nos toca. No me alcanza una sola entrada para hablar sobre todo lo que este libro te explica, por eso les pido que lo lean y lo interioricen, y ojalá les enseñe algo para sus vidas, porque definitivamente a mí me ha dejado grandes enseñanzas.

● "Un padre es tan verbo como una madre"
● "Feminismo y feminidad no se excluyen mutuamente"
● "Nuestro mundo todavía valora por encima de cualquier otro aspecto el rol marital y maternal de la mujer"

goodreads

La Autora.


Chimamanda Ngozi Adichie creció en Nigeria. Su trabajo ha sido traducido a 30 idiomas y ha aparecido en varias publicaciones. Es autora de las novelas La Flor Púrpura, Medio Sol Amarillo, y Americanah. Algo Alrededor de tu Cuello reune algunos de sus relatos cortos y Todos deberíamos ser feministas es su primer ensayo. Ha recibido numerosos premios y distinciones. Actualmente vive en Nigeria, donde imparte talleres de escritura creativa, y en los Estados Unidos.


¿Qué piensas sobre los libros que hablan del feminismo? 
¿Me recomiendas alguno que hayas leído?

 

7 Comentarios:

Karla A. dijo... [Responder]

¡Hola Claudia!
Me encantó cómo hablas del libro y que incluyeras esa experiencia personal. A mí con lo de los juguetes también me recordó lo mucho que me gustaban los carritos porque veía a mi hermano con ellos y mientras que mi mamá me dejaba jugar con lo que fuera que quisiera, nunca faltaban otros familiares que lo veían mal :| En fin, mucho que cambiar y mucho que nos puede ayudar este libro para abrir los ojos de una buena vez.
Saludos :)

Irene Marijuán dijo... [Responder]

¡Hola!

Genial te ha quedado la entrada, te aplaudo. Casi parece más una reflexión en sí sobre el feminismo jajaj
De hecho, tengo pendiente a esta autora y creo que sus libros me van a encantar, contienen muchas verdades y, como dices, a veces no se necesitan muchas páginas para que un libro haga huella en ti.

¡besos!

Alejandra Alcalá dijo... [Responder]

¡Hola Claudia! Se ve que es un libro de lo más interesante y que nos serviría a todas un poco leerlo y valorarnos un poco más como las mujeres que somos.
Me encanta la recomendación y me la apunto sin dudar.
Un abrazo enorme chica.
Nos leemos.

GABY dijo... [Responder]

Hola claudia, lo tengo pendiente, leí otro ensayo de la autora y realmente me encanto.

CalypK Jinx dijo... [Responder]

Me alegra mucho que hayas hecho esta lectura. Chimamanda explica con ejemplos muy sencillos y obvios -al menos cuando ya sabes keloke- la problematica de género y lo hace ameno. Yo leeré este en este mes. Espero pasármela super con él.

Un beso.

Aída Aisaya dijo... [Responder]

¡Hola bonita!
Llevo detrás de este libro mucho tiempo porque sé que es necesario que llegue a la gente y sé que voy a estar de acuerdo con la mayoría de las ideas, aunque ya sabrás que hay distintos tipos de feminismo y puede que no acepte mucho algunas de las cosas tal y como las menciona. Aun así, es una lectura obligatoria, está clarísimo.
¡Besitos sonámbulos! ★🌙

Rompiendo ventanas. dijo... [Responder]

No tenía idea de que se trataba este libro, siempre lo veía en blogs, me ha encantado ojalá poder leerlo algún día, tu reseña ha sido buena y tu entrada es hermosa, espero poder leer más en tu blog, un beso, nos leemos :D

Publicar un comentario

¡Gracias por tomarte el tiempo de comentar! Si me dejas un comentario te prometo que te devuelvo la visita a tu blog. No permito comentarios con spam o irrespeto. ¡Regresa pronto!

 

Blog Template por YummyLolly.com - Imagen de cabecera por Claudia S.