domingo, julio 28, 2019

Reseña: El Hombre en Busca de Sentido - Viktor Frankl

Título: El Hombre en Busca de Sentido [Goodreads]
Autor: Viktor Frankl [Página Oficial] Traductor: Comité de Traducción al Español.
Editorial: Herder, Páginas: 160, Año de Publicación original: 1946.
Palabras Claves: No ficción, Psicología, Filosofía, Sobrevivientes al Holocausto, Testimonios de Vida, Logoterapia.
"El hombre en busca del sentido" es el estremecedor relato en el que Victor Frankl nos narra su experiencia en los campos de concentración. Durante todos esos años de sufrimiento, sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda, absolutamente desprovista de todo, salvo de la existencia misma. Él, que todo lo había perdido, que padeció hambre, frío y brutalidades, que tantas veces estuvo a punto de ser ejecutado, pudo reconocer que, pese a todo, la vida es digna de ser vivida y que la libertad interior y la dignidad humana son indestructibles. En su condición de psiquiatra y prisionero, Frankl reflexiona con palabras de sorprendente esperanza sobre la capacidad humana de trascender las dificultades y descubrir una verdad profunda que nos orienta y da sentido a nuestras vidas. 
La logoterapia, método psicoterapéutico creado por el propio Frankl, se centra precisamente en el sentido de la existencia y en la búsqueda de ese sentido por parte del hombre, que asume la responsabilidad ante sí mismo, ante los demás y ante la vida. ¿Qué espera la vida de nosotros? "El hombre en busca del sentido" es mucho más que el testimonio de un psiquiatra sobre los hechos y los acontecimientos vividos en un campo de concentración, es una lección existencial. Traducido a medio centenar de idiomas, se han vendido millones de ejemplares en todo el mundo. Según la Library of Congress de Washington, es uno de los diez libros de mayor influencia en Estados Unidos.
Desde que leí La Bailarina de Auschwitz quería leer este libro ya que la autora lo menciona varias veces como parte de su inspiración y una gran ayuda para su proceso de sanación. El Hombre en Busca de Sentido no es un tipo de libro que suela leer ni reseñar en el blog, pero varias personas vieron que lo estaba leyendo y me manifestaron que les causó curiosidad, así que me animé a hablar de él por aquí.

Viktor Frankl, autor de este libro, fue sobreviviente al holocausto y a distintos campos de concentración, entre ellos Auschwitz. Era neurólogo y psiquiatra. Tenía una vida exitosa y estaba escribiendo un libro que reunía sus investigaciones de toda una vida, hasta que fue privado de su libertad y sus derechos por ser judío. Le arrancaron el libro de sus manos, literalmente. Lo despojaron de toda su vida para convertirse en un prisionero más en una de las peores épocas que vivió la humanidad.

En la primera parte del libro encontramos el testimonio de vida de un psiquiatra (Viktor) en un campo de concentración. Incluye, desde su punto de vista, cómo era el estado de ánimo y las reacciones psicológicas de los prisioneros de acuerdo a lo que experimentaban: la enfermedad, el trabajo pesado, el hambre, la suciedad, los malos tratos, la incertidumbre de saber dónde y cómo estaban sus seres queridos. A su vez narra sus propias vivencias: cómo trataba de ayudar a los demás previniendo los suicidios, usaba sus conocimientos de medicina para atender a los convalecientes (y gracias a eso recibía algo de privilegios, como un pedazo de pan adicional), y cómo usaba sus teorías psiquiátricas para fortalecer su mente aunque no fuera tan fácil, no en el peor lugar en el que se podía imaginar estar. Viktor estuvo tres años prisionero hasta su liberación por el ejército de los Estados Unidos. Su familia, incluida su esposa, no sobrevivió.
 
"En los campos de concentración, en aquel laboratorio vivo, en aquel banco de pruebas, observamos y fuimos testigos de la actitud de nuestros compañeros: mientras unos se comportaron como cerdos, otros lo hicieron como santos. El hombre goza de ambas potencialidades. De sus decisiones, y no tanto de las condiciones, depende cuál de las dos sale a la luz."

El libro no sigue una linea de tiempo. Narra momentos y anécdotas dependiendo del tema que quiere tratar o explicar. Nunca juzga a los nazis o a los que los mantuvieron prisioneros. O no es su objetivo, o le parece más bien algo obvio. Es explícito cuando debe serlo, pero también siento que fue suave narrando ciertas cosas que sabemos fueron horribles. El punto de este libro más que denunciar las injusticias que vivió, es sentar las bases para lo que es la segunda parte del mismo, una introducción a la logoterapia.

Viktor fue fundador de la logoterapia, un método de psicoterapia donde la voluntad del sentido es la principal motivación del ser humano. En esta parte el libro se vuelve más académico, o tal vez un poco complejo para los que no son estudiados en psicología, pero puedes absorber muchos conocimientos y enseñanzas importantes: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Por qué estoy aquí? ¿De qué sirve todo el sufrimiento que estoy experimentando? No son preguntas fáciles de responder porque varía de acuerdo a la persona. Viktor afirma que así como la vida tiene un sentido, el sufrimiento también. Es una teoría muy interesante que nos inculca que más que seres vivos nacidos por procesos biológicos, tenemos un sentido existencial y estamos aquí por algo. Y cada ser humano le da un sentido diferente a su vida.

Para Viktor Frankl la vida nos demanda a cada uno algo diferente. Está en cada persona responder bajo su libertad y capacidad de toma de decisiones. Bajo la inspiración de Nietzsche el cual dice "quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo" fue como los prisioneros lograban una motivación para seguir viviendo. Quien no percibiera ningún porqué, ya estaba perdido, se convertía en un ser que ya no sentía ni se conmovía, solo se dejaba llevar. Lo que intenta la logoterapia es encontrar ese porqué en personas que están sufriendo de cualquier crisis existencial, espiritual o depresiva. Incluso ahora la logoterapia se usa para personas con adicciones.

"Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: la libertad humana - la libre elección de la acción personal ante las circunstancias- para elegir el propio camino."

Pero no necesitas tener una condición de sufrimiento en tu vida para valorar las palabras que el autor nos dedica durante todo el libro. Es un constante recordatorio que invita a preguntarnos cuál es el sentido de nuestras vidas y cómo podemos responder a esa pregunta. Nos invita a cuestionarnos si tuviéramos una segunda oportunidad, qué haríamos diferente. Nos abre los ojos ante una situación tan crítica y horrible como lo fue el holocausto, y cómo logró sobrevivir con ayuda de su mente.

No puedo decir que este libro me impactó más que La Bailarina de Auschwitz. No sé si sea porque es más corto o menos explícito, o porque tiene una parte más académica, mientras que La Bailarina es mucho más personal y duro de leer. Pero ambos los recomiendo muchísimo porque se complementan muy bien. Son una gran ayuda para las personas que sufren o se cuestionan existencialmente, para quienes les interesa leer sobre testimonios de sobrevivientes al Holocausto, o para quienes quieren aprender sobre el sentido más filosófico de la vida. Por mi parte aprendí muchísimo sobre el enfoque que suelo darle a mi dolor, sea cual sea, y cómo encontrarle un sentido. Puedes aprender muchas cosas sobre este libro y es que personalmente, siempre he encontrado las mejores enseñanzas en este tipo de testimonios personales.

Muchos me dijeron que este libro cambia vidas y debería ser una lectura casi que obligada. Y lo es, mientras lo recibas con mucha mente abierta y dispuesto a absorber su forma de ver la vida. Creo que cualquiera que lo lea reconocerá su importancia, porque más allá de ser el tipo de libros que tal vez no sueles leer, su mensaje es fuerte y su objetivo es ser una ayuda para muchos. Libros así son los que le dan valor a la literatura. La logoterapia creo que es mucho más compleja de lo que aquí se menciona, pero por eso este libro es tan valioso, porque intenta explicarla desde lo más básico para que el lector pueda aplicarla en su vida.

"El sentimiento que se convierte en sufrimiento deja de serlo en cuanto nos formamos una idea clara y precisa de él."

El Autor. 


Viktor Emil Frankl (1905-1997), fue un neurólogo y psiquiatra austríaco, fundador de la logoterapia. Nació en Viena en una familia de origen judío. Desde joven, siendo un estudiante universitario y envuelto en organizaciones juveniles socialistas, Frankl empezó a interesarse en la psicología. Estudió medicina en la Universidad de Viena y se especializó en neurología y psiquiatría. Desde 1933 hasta 1937 trabajó en el Hospital General de Viena. De 1937 a 1940 practicó la psiquiatría de forma privada. Desde 1940 hasta 1942 dirigió el departamento de neurología del Hospital Rothschild (único hospital de Viena donde se admitía a judíos). Sobrevivió desde 1942 hasta 1945 en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau. A partir de esa experiencia, escribió el libro El hombre en busca de sentido.

Espero les haya gustado esta reseña a pesar de que siento que no logré expresar todo lo que quería decir en ella 😅 Hay libros que es mejor experimentarlos por sí mismos que dejarse llevar por una opinión ajena, pero de igual forma quería hablar de él aquí para que se dieran una idea de su contenido, ya que veo que muchos blogueros, booktubers, lectores en general lo recomiendan, pero nunca dicen el porqué.

 

6 Comentarios:

Carolina dijo... [Responder]

Hola!! gracias por la reseña, sin duda un libro que aporta mucho a nuestras vidas. Y sobre todo, que difícil encontrar una respuesta a la pregunta de cuál es el sentido de nuestras vidas. Definitivamente es un libro que hay que leer.
Saludos :)

Ali Momentos de Evasion dijo... [Responder]

Gracias por la reseña, me parece un libro interesante y diferente, aunque también tiene que ser algo duro de leer - lo tengo entre mis pendientes, pero hay que tener ganas para ponerse con él.
Un saludo!

Arwen dijo... [Responder]

¡Holaaaa! Que gran reseña que hiciste, me encantó! A mi también me pasa eso de sentir que no expresé todo lo que quería decir o más bien que no lo hice de la forma correcta, pero supongo que también tiene que ver con mi autoexigencia. Yendo al libro, a mí también me dieron ganas de leerlo cuando leí La bailarina de Auschwitz (gran lectura) pero todavía no pude hacerme con el. A pesar de que intimida creo que me va a interesar.
Gracias por compartir la reseña :) Un gran abrazo, nos leemos!

Nina dijo... [Responder]

Me ha encantado tu reseña Clau. Como diices, no es algo que suelo leer pero me has convencido de darle una oportunidad. Por lo que veo va a caballo entre la memorias y la exposición académica, asi que me interesa ver qué tal.

dulcereadings dijo... [Responder]

¡Hola!
Es primera vez que visito tu blog, ya te he seguido.
Estoy muy emocionada por leer este libro después de tu reseña.
Te invito a seguir mi blog, quizá podamos fangirlear.

Jisela Riascos dijo... [Responder]

¡Hola, Clau!

Me parece que los libros escritos por sobrevivientes del Holocausto son impresionantes. Y hay de los que te entristecen y te hacen llorar, pero también hay de los que se van por el lado académico, filosófico o analista y te enseñan sobre la vida, sobre la muerte, sobre el sufrimiento y el dolor. Y, en mi opinión, los segundos son los más impactantes, son los que te cambian la vida de alguna manera. Sin duda me gustaría leerlo alguna vez.

Gracias por tu recomendación, un saludo.
(Y me voy a leer la reseña de La Bailarina de Auschwitz, jajaj).

Publicar un comentario

¡Gracias por tomarte el tiempo de comentar! Si me dejas un comentario te prometo que te devuelvo la visita a tu blog. No permito comentarios con spam o irrespeto. ¡Regresa pronto!

 

Blog Template por YummyLolly.com - Imagen de cabecera por Claudia S.